11 abril 2006

Marcapáginas de Augusto/Segnalibri de Augusto




Este es el título en español de un cuento italiano contenido en el libro Un amore di libro del autor italiano Roberto Piumini. En palabras del autor: "Quanto al pensiero, direi solo che i capelli, che Augusto usa come segnalibri, assieme ai treni, all’acqua, sono uno dei temi che ricorrono frequentemente nei miei scritti, sia quelli per ragazzi, che per adulti. Chissà perché. Probabilmente sono per la figura di un pensiero “corporale”, o di un corpo che si fa pensiero, un passaggio tra il vegetale e l’umano, qualcosa che cresce, ci lascia, ricresce. Per non parlare dei capelli delle donne, o dei miei, che se ne sono andati in gran parte"
La edición española del texto está agotada y la italiana es preciosa y agradezco a quien me la regaló (Olindo Daliana).
Las fotos que acompañan esta nota: una es de la página oficial del autor y la otra fué facilitada por él, a quién también agradezco.
Ando en busca de alguién que me traduzca el texto

3 comentarios:

Nadia dijo...

Yo estoy recién comenzando un curso de italiano, así que no puedo ayudarte - todavía ;) - mi profesora tal vez, pero no creo que lo hiciera gratis...

Pasando a otro tema, ¿leíste la nota en el mercurio sobre los coleccionistas(en general)?. Espero poder ir a la Convención que se realizará en el Sernatur; lo otro: ¿sabes de alguna actividad que se vaya a realizar por el día del Libro?

Saludos...

Anónimo dijo...

Olga,
Qué tiempo. Quizás esta traducción sacada casi literalmente de un traductor de internet, te pueda ayudar. Ojalá te ayude a entender, porque yo no lo hice:
"En cuanto al pensamiento, diré solamente que los sombreros, que Augusto usa como marcapáginas, así como los trenes, el agua, son uno de los asuntos a los que recurro frecuentemente en mis escritos, tanto para los niños como para los adultos. La calidad sabe por qué. Probablemente es por la figura de un pensamiento "corporal", o de un cuerpo que hace el pensamiento, un paso entre el vegetal y el ser humano, el cual crece, nos deja, vuelve a crecer. Para no hablar sobre los sombreros de las mujeres, o los míos, que si han ido algunos en mayor parte "
Esto... porque no te veo hace mucho. Un beso.
Rodrigo del Valle

Danae dijo...

Hola Olga:
Soy una coleccionista de marcapáginas española que pasa la mayor parte del tiempo en Italia así que hablo bastante el italiano, te hago una traducción del texto lo más fiel posible:
"En cuanto al pensamiento, diré solamente que los cabellos, que Augusto usa como marcapáginas, junto con los trenes y el agua, son uno de los asuntos que recurren frecuentemente en mis escritos, tanto los de niños como los de adultos. Quien sabe porqué. Probablemente es por la figura de un pensamiento "corporal", o de un cuerpo que se hace pensamiento, un paso entre lo vegetal y lo humano, algo que crece, nos deja, vuelve a crecer. Por no hablar del cabello de las mujeres, o del mío, que se ha ido en su mayor parte"

(capelli son cabellos, mientras que cappelli son sombreros)

Ciao