29 noviembre 2005

Marcapáginas Magnético

Hola
A continuación reproduzco una nota sobre un marcapáginas magnético aparecida en el blog de Jorge Gómez. Tengo su autorización para reproducir dicha nota. Lo hago con el fin de actualizar el blog, de dar mayor cabida a todo lo que tenga que ver con estos objetos, etc. En Chile por lo menos yo no conocía marcadores de este tipo. Cuando me llegaron unos de España supe que existían y la semana pasada me llegó uno de laboratorio saval. Pero no conozco más, y tampoco conozco FLAPS

Flaps, el marcalibros magnético
Categoría: Artefactos

El argentino Nicolás di Prinzio es el creador de Flaps un señalador de libros —en Venezuela los llamamos simplemente marcalibros— que no corre el riesgo de salirse de la página en la que uno interrumpió su lectura, pues se adhiere a ambos lados del papel usando dos imanes. De hecho es más útil que un marcalibros común, pues además de señalar la página, señala la línea donde uno quedó. La idea es tan sencilla que no sé cómo no tengo varios de esos aquí.
Y es que no hay nada más molesto que perder la página donde uno iba. Justamente eso fue lo que inspiró a Di Prinzio para producir su invento: se disponía a reiniciar la lectura y su marcalibros se salió.
Flaps acaba de valerle a su creador una medalla de oro en la 33ª Feria Internacional de Invenciones de Ginebra, y no es el único galardón que ha recibido. Además de ser un invento útil y económico —cada marcalibros cuesta 0,45 dólares—, es un medio práctico para hacer publicidad pop.

4 comentarios:

BUKANERO dijo...

genial todos los dias se aprende algo nuevo

Libardo Buitrago dijo...

Olga:Esa es la gracia de los blogs poder compartir información, datos, y todo aquello que nos enriquezca. Te felicito por tu blog, y la tematica que aborda.


Afectuosamente.,


Libardo Buitrago

Dani Dona dijo...

Hola Olga, pues yo tampoco conocía eso d los marcapáginas magnéticos... igual súper novedoso. Oye te mandé el trabajo al mail ojalá te guste síi jaja ya chaito o_O

Carolina González Velásquez dijo...

yo tengo uno que otro, no los uso, son de algunas libreria, venian con el libro o lo hicimos con mi hijo (no se si sirven los artesanales.... jamás se me ocurrió uqe laguien los coleccionara...

si quieres te mando uno de los mios.

Recien voté por tu blog.

Un abrazo

Carolina